¡Continuamos con la puesta en marcha de tu web!

Tras la guía básica que te propusimos en post anteriores, ahora toca profundizar un poco más en la plataforma. No te asustes, sigue siendo igual de sencillo. Ha llegado el momento de mejorar tu presencia online, de ponerte en órbita con una página web propia.


 1. Elección de plantilla


Tras registrarte en la herramienta y completar los campos informativos básicos sobre el proyecto web que quieres construir –recuerda que si no lo has hecho al registrarte, puedes hacerlo haciendo clic en el botón ‘create’ de tu panel de control– llega el momento de la elección de la plantilla. Según el plan de precios que tengas contratados, tendrás una mayor o menos cantidad de templates a tu disposición. En este caso lo haremos con el plan básico, el curioso. Aquí puedes elegir el estilo (normal o boxed) y los tres tipos de colores que te gustan. En el siguiente paso podrás seleccionar accesorios según el plan elegido. 



 


2. Configuración



Esta zona es bastante intuitiva y completa. En esta área puedes seleccionar desde la imagen que quieres poner en la cabecera, hasta botones de llamada a la acción, añadir páginas de contenidos, editar tu formulario de contacto o modificar el pie de página, entre otras muchas funciones. No, no nos estamos quedando contigo, es tan sencillo como parece. ¿Lo mejor de todo? ¡Claro! Puedes hacer la edición en tiempo real. Cuando lo tengas todo preparado, tan solo tienes que presionar el botón de generar web y podrás visualizarla.



 


  3. Gestor de archivos


En este apartado es donde puedes subir tus imágenes favoritas para hacer un diseño propio de tu web. Una foto para ilustrar un contenido, quizá el logo de tu marca o claro, una bonita imagen de cabecera. Recuerda que para poder usar imágenes en la construcción de la página, primero debes haberlas subido a este gestor multimedia.



 ¡Listo! En muy poco tiempo y sin apenas esfuerzo, ya tienes optimizada tu presencia digital en Internet. Además, podrás analizar el tráfico de tu web con nuestra propia herramienta de medición.


¿A qué esperas? ¡Ponte en órbita!